EL AUTISMO NO ES NINGUNA CONDICION   ES UNA ENFERMEDAD

El AUTISMO, UNA CONDICION

 

Que es una Condición?...Segun el Diccionario CONDICION  es propiedad o naturaleza de las cosas.

Que el Autismo es una CONDICION significa entonces que el Autismo es algo que tiene una propiedad o naturaleza propia?...


Que el Autismo es una Condición No solo no dice nada, sino que confunde.

No se trata de una definicion, es mas bien una inferencia que revela el limite de lo que no se termina por conocer, o sea, lo ignorado.

Ninguna Condicion....estamos ante una ENFERMEDAD....y porque la medicina tradicional dice que esto no es asi?

Porque no esta cientificamente comprobado?

Porque son meras especulaciones?

Miles de niños se estan recuperando y evolucionando favorablemente con las intervenciones Nutricionales...las investigaciones sobre alteraciones metabolicas, toxicidad por metales pesados, disbiosis y permenabilidad intestinal son muchas y muy amplias....y muestran organismos muy afectados.

 

SINTOMATOLOGIA IGNORADA

 

El DR. William Shaw, Medico Bioquimico , autor del libro Tratamientos Biolocos para el Autismo, que trabajaba en el Hospital de pediatria de Mercy en EEUU, en un estudio de mas de 300 casos de niños diagnosticados con autismo, revela que la gran mayoria, tenian antecedentes de haber sufrido infecciones de vias aéreas en la 1ra Infancia, fundamentalmente Otitis media en EEUU. Tambien revela que todos estos niños fueron tratados con antibioticos de amplio Espectro prescriptos por via oral.

Una de sus principales Investigaciones revelo la precencia de metabolitos de levaduras intestinales en la orina, que indicaba la presenciade una infeccion intestinal por hongos. El tratamiento de estos hongos (antifungicos) tiene como resultado una mejoria importante en la sintomatologia del paciente diagnosticoado con Autismo.

 

Veamos aqui parte de su trabajo

 

Fuente: http://www.greatplainslaboratory.com/home/span/candida.asp 

 

El problema de la Levadura y de los Subproductos de la Bacteria

Por el Dr. William Shaw, Fundador del Laboratorio Great Plains

“Mi descubrimiento acerca del papel de los ácidos orgánicos anormales provenientes de los microorganismos gastrointestinales en las enfermedades humanas, comenzó como muchos otros descubrimientos, como un accidente. 

En los años 60 se atribuyó un gran avance con el descubrimiento de anormalidades bioquímicas que causan enfermedades llamadas "errores innatos de metabolismo" usando una tecnología llamada cromatografía de gases- espectrometría de masa, las cuales incluían a Fenilcetonuria, tirisinemia, enfermedad de jarabe de maple y muchas otras.

Parecía posible que esta nueva prueba llamada Examen de Ácidos Orgánicos, o perfil metabólico pudiera ser aplicado a cualquier enfermedad, sin embargo 30 años después se había alcanzado muy poco progreso para resolver el misterio de numerosas enfermedades como autismo, esquizofrenia, y enfermedad de Alzheimer”.  

Existe una larga lista de enfermedades en las cuales un importante número de pacientes excretan elevados niveles de metabolitos microbianos en la orina que han sido detectados por la prueba de ácidos orgánicos.

Autismo

Trastorno por déficit de atención/ hiperactividad (TDAH)

Síndrome de Rett 

Colitis ulcerosa

Convulsiones 

Depresión 

Psicosis infantil

Fibromialgia 

Síndrome de Fatiga crónica 

Trastorno generalizado del desarrollo 

Colitis 

Esquizofrenia 

Migrañas

Enfermedad de Alzheimer 

SLE 

Trastorno obsesivo compulsivo (OCD) 

Síndrome de Tourette's 

Inflamación intestinal crónica

Síndrome de Down 

Enfermedad de Crohn

Medio ambiente microbial en el tracto gastrointestinal (TGI)

El número aproximado de microorganismos en el TGI, se aproxima al número total de células de nuestro cuerpo. Se encuentran presentes aproximadamente 500 especies de bacterias, de las cuales predominan 30- 40 especies de bacterias, incluyendo especies de la levadura y hongos. 

La mayor cantidad de estas especies son anaeróbicas o facultativas. Las levaduras y las bacterias clostridium son especies ampliamente reconocidas como consecuencia del uso de antibióticos de amplio espectro. Es más, investigaciones recientes indican que el crecimiento de ciertos tipos de Cándida es marcadamente estimulado al añadir antibiótico a los medios de cultivo.

Libros como "The yeast connection" (La conexión con la levadura) y "Yeast síndrome"han diseminado el conocimiento de los efectos de la cándida sobre la salud al público en general, pero continúa siendo ignorado por un amplio segmento de la comunidad médica.

Algunos datos sobre bacterias gastrointestinales

Existen mas de 500 especies

Predominan 30-40 especies 

Existen aproximadamente 1-10x 10 0 10-100trillones de bacterias en el colon

Comparables con los 100 trillones de células del cuerpo humano

Predominan las bacterias anaeróbicas

90% de las especies pueden ser unidentificadas

Las bacterias constituyen cerca del 50% del contenido de las heces

Existe un millón de veces más bacterias en el colon que en el estomago

Detectando Proliferación Microbiana en el Tracto Gastrointestinal (disbiosis)

Yo vine a interesarme en el uso de la cromatografía de gas con espectometría de masa para detectar metabolitos anormales microbianos cuando trabajé en el Centro de Control de Enfermedades, es aquí donde era usada para identificar especies de bacterias en cultivos, me preguntaba por qué no se podía hacer la detección de estas sustancias directamente en los fluidos corporales. 

Más tarde, mientras trabajaba en el Hospital Infantil de pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri, me interesé mucho en el papel que juegan los niveles anormales de estos metabolitos en la orina, mientras evaluaba a dos niños hermanos entre sí con autismo y que además presentaban debilidad muscular severa.

Como este tipo de debilidad muscular se asocia con errores metabólicos de nacimiento, traté de encontrar alguna de estas anormalidades en estos niños pero todo resultó negativo, en cambio noté que unos compuestos inusuales eran consistentemente altos en las muestras de orina, ninguna de ellas eran adecuadamente descritas en la literatura médica.  Colegas en el campo de las enfermedades metabólicas coincidieron en pensar que se trataba de sustancias provenientes de la flora intestinal y que por lo tanto no eran de importancia. Sin embargo al ser éstas, sustancias análogas (o formas alteradas) de compuestos del Ciclo de Krebs, pensé que estos compuestos podían ser importantes, tal vez como anti-metabolitos.

Durante este mismo período de tiempo, estuve realizando pruebas en cultivos de diferentes cepas de la levadura y de las bacterias existentes en la flora intestinal, tratando de encontrar que compuestos provenían de estos en el ser humano. 

Metabolitos de la levadura en la orina de los niños con autismo

El compuesto que me llevó al descubrimiento de la levadura como origen de estos compuestos en la orina de niños con autismo, fue el ácido tartárico. 

Los hermanos con autismo y debilidad muscular severa, tenían ambos, valores extremadamente altos de ácido tartárico en la orina. Otro niño con autismo tenía valores de ácido tartárico 600 veces más alto que un niño normal.

La única fuente de ácido tartárico es la levadura. Este compuesto forma una nata en el proceso de fermentación del vino y tiene que ser removida. El vino es agua azucarada fermentada en alcohol por la levadura (Saccharomyces cerevisiae). El ser humano no produce esta sustancia. 

Cuando investigué el historial de otros niños con autismo, encontré que presentaban anormalidades similares e inmediatamente pensé en una posible conexión. El próximo paso era obvio. Si estos compuestos provenían de la levadura y causaban algunos síntomas del autismo, los medicamentos antimicóticos que matan la levadura deberían reducir algunos síntomas del autismo. 

En ese tiempo en le hospital donde trabajaba estaban evaluando a un niño con autismo de dos años de edad. Yo acababa de hacer la prueba de acidez orgánica de ese niño. Los resultados que obtuve, que pensé estaban causados por la levadura, eran muy elevados. El niño se había desarrollado normalmente hasta aproximadamente los 18 meses, edad en la que tenía vocabulario de unas 200 palabras. En varias ocasiones tomó antibióticos para combatir las infecciones de oído y había tenido la ubrera o afta (infección de Cándida o la levadura en la lengua). Después de esos episodios su conducta empezó a deteriorarse rápidamente. Perdió el habla completamente, se volvió sumamente hiperactivo, pasaba despierto toda la noche, perdió el contacto visual con sus padres, y fue diagnosticado con autismo.  

Este patrón del desarrollo normal y regresión siguiente relacionada con el uso de antibióticos es extremadamente común en el autismo y especialmente común en los varones con autismo (la proporción es alrededor de 20/1 varones/niñas).  Los niveles de ácidos orgánicos de este niño estaban muy elevados, lo que pensaba era debido a la levadura intestinal, el médico del niño le recetó el medicamento antimicótico nistatina y al día siguiente su contacto visual mejoró, al cabo de unos días, empezó a dormir bien, y su hiperactividad disminuyó notablemente, al mismo tiempo, los niveles de ácidos orgánicos previamente elevados disminuyeron significantemente (tabla 1). 

Calculo 1  - Al niño con niveles altos del ácido tartárico se le empezaron a tratar con el medicamento antilevaduras Micostatín y midieron los niveles nuevamente. Al cabo de 68 días, los niveles del ácido tartárico aumentaron cuando se le redujo la dosis a la mitad, disminuyeron cuando se restableció la dosis completa. 



En el día cero, día en que se realizó la prueba de acidez orgánica, los valores del ácido tartárico en orina fueron de 300mmol/mol de creatinina, un  valor muy alto, casi 20 veces más alto del valor normal. (Algunos químicos medidos en la orina son divididos entre la concentración de creatinina para compensar la diferencia de ingesta de líquidos en diferentes individuos). Siguiendo el tratamiento con nistatina, el nivel del ácido tartárico descendió notablemente y continuó disminuyendo hasta que se reanudó el tratamiento nuevamente. 

Con solo unos días de tratamiento con el medicamento antimicótico Nistatina, el niño, quien había perdido la mayor parte de su desarrollo normal empezó a mejorar y recobrar el contacto visual.  Su extrema hiperactividad empezó a desaparecer y empezó a tener un mejor nivel de atención, el patrón de sueño mejoró igualmente. La Nistatina es un agente antimicótico que me indicó que la levadura u hongo (estos términos son de algún modo intercambiables pues son muy cercano biológicamente hablando) era la responsable de segregar este compuesto en el tracto gastrointestinal.

Después de 68 días la mamá del niño empezó a ver que la Nistatina se le iba a terminar y decidió darle solo la mitad de la dosis indicada para no quedarse sin nada. Durante este tiempo la cantidad de ácido tartárico empezó a incrementarse. Cuando consiguió la receta para surtirse de nuevo de Nistatina y reinició la dosis completa. El ácido tartárico decreció.

Lo que esto me indicó es que existía una relación entre la nistatina y la reducción del ácido tartárico. Otro hallazgo importante, fue el de ver que aún después de dos meses de tratamiento, la anormalidad bioquímica reaparecía, después de un corto tiempo después de detener la toma de la medicina.

He detectado el mismo fenómeno en cientos otros casos.  Aún después de seis meses de tratamiento antimicótico, existe un "rebote" bioquímico y pérdida de las mejorías después de retirar el agente antimicótico. Este rebote ocurre, incluso con otros agentes antimicóticos también.

Algunas explicaciones a este fenómeno serían:

Por uno o más defectos en el sistema inmune, como deficiencia de IgA, de IgG, o alguna combinación más severa de inmunodeficiencia, presentes en gran cantidad de personas con autismo, la levadura que se encuentra presente en cualquier parte de nuestro medio ambiente, incluso en los alimentos que comemos, se restablece rápidamente en el tracto intestinal.

La levadura es sumamente resistente y no se elimina por completo aún después de 6 meses de tratamiento.

La levadura provoca mutaciones en algunas células de la pared intestinal, conteniendo éstas, DNA de levadura. Esto hace que estas células genéticamente transformadas, produzcan también sustancias propias de la levadura, y solo se detiene con la presencia del medicamento antimicótico al cual son sensibles, pero que no las destruyen.

Algunas levaduras se esconden en pliegues de la pared intestinal y en capas profundas de la misma, donde están a salvo relativamente de la droga. A pesar de ser un número reducido, bastan para restablecerse nuevamente en el intestino.

Adicionalmente, el sistema inmune "hace inventario" de sus propias células, y parece ser que también incluye en éste, a bacterias y levaduras presentes poco después del nacimiento. Este inventario es realizado por un grupo de células llamadas CD5+B, las cuales son las primeras células inmunológicas que aparecen en el desarrollo embrionario y parecen jugar un papel muy importante en la tolerancia a microorganismos intestinales en la vida post natal. Estas células parecen jugar un papel en la regulación de secreción de IgA, el anticuerpo que es secretado en el tracto gastrointestinal y que regula que los microorganismos sean tolerados o no en el intestino. Es más, la erradicación de la flora normal por el uso contínuo de antibióticos en la primera infancia, puede provocar que las células CD+5 repelen a estas bacterias benéficas en etapas posteriores. Cualquier célula presente en este inventario temprano puede provocar resistencia y no ser atacado por el sistema inmune mas tarde. Ambos, el uso de antibióticos en la infancia, o infecciones por la levadura en la madre durante la gestación, pueden provocar inmuno tolerancia a la levadura mas adelante. 

Respuesta de niños con autismo a la terapia antimicótica  

Mejorías en niños con autismo comúnmente citadas por los padres después del tratamiento antimicótico incluyen: Disminución de la hiperactividad, aumento de contacto visual, aumento en la vocalización (mas palabras y mas uso de lenguaje), mejor patrón de sueño, mejor concentración, aumento  de juego imaginativo, reducción de conductas estereotípicas, y mejor desempeño escolar.  Dos niños tratados con terapia antimicótica, desensibilización a alergias alimenticias, dieta sin gluten y caseína, se han recuperado completamente del autismo.

Mas de 1000 niños se han tratado con una amplia gama de agentes antimicóticos como nistatina, Lamisil, Sporanox, Nizoral, Diflucan, ácido caprílico, extracto de semilla de uva, extracto de ajo, los cuales han presentado una buena respuesta clínica en un 80-90% de ellos. Una encuesta realizada a padres de niños autistas, por el Dr. Rimland, reporta que es la terapia antimicótica, la que mejores resultados ha dado, por amplio margen en la reducción de síntomas autísticos.

Bases Moleculares de la Toxicidad del Acido Tartárico  

Los metabolitos anormales derivados de la levadura, fueron descubiertos en dos hermanos con autismo. Adicional a su autismo, ellos presentaban una debilidad muscular tan severa, que en ocasiones no podían siquiera levantarse. Un colega mío neurólogo, el Dr. Enrique Chaves, me dijo que prácticamente todos los niños con autismo que él había revisado, presentaban hipotonía.

Ambos hermanos excretaban grandes cantidades de ácido tartárico en la orina, de hecho la biopsia de tejido muscular y observaciones en microscopio electrónico, revelaban estructuras normales a excepción de una inexplicable "granulosidad", por otro lado la electromiografía, EEG, escaneo cerebral y velocidad de conducción nerviosa estaban normales.

El manual de toxicología indica que el ácido tartárico es una sustancia altamente tóxica. Una cantidad pequeña como de 12 gramos han causado la muerte en humanos, ocurriendo esto desde 12 horas hasta 9 días después de su ingestión. Los síntomas gastrointestinales son muy marcados(vómito violento y diarrea, dolor abdominal y sed), seguidos de colapso cardiovascular y/o daño renal. Un gramo es el peso de un cigarrillo.
Este compuesto daña especialmente los músculos y los riñones y pueden causar nefropatía humana fatal, lo cual me llamó mucho la atención, pues  ambos hermanos presentaban esa debilidad extrema muscular además de una función renal deficiente.

Un niño coreano con autismo presentaba una valor de 6000mmol/molde creatinina, un valor que es aprox. 600 veces el valor medio normal, asumiendo que la levadura en el intestino del niño estuviera produciendo ácido tartárico a unas tasas constantes ¡este niño estaría expuesto a 4-5 veces gramos por día a esta sustancia, más de un tercio de la dosis considerada como letal! (Los resultados de este niño se normalizaron después de pocas semanas con tratamiento antimicótico).

El ácido tartárico es un análogo (una sustancia química muy parecida) del ácido málico (figura 2).  El ácido málico es un compuesto intermedio del ciclo de Krebs, un proceso bioquímico por el cual obtenemos energía de los alimentos. Presumiblemente el ácido tartárico es tóxico pues inhibe la producción bioquímica de un compuesto llamado ácido málico. (figura 3).  El ácido tartárico es conocido como inhibidor de una enzima del ciclo de Krebs llamada fumarasa que produce ácido málico a partir del ácido fumárico.

Figure 2 - Composition of Malic & Tartaric Acids

Subproductos de la Levadura, Suplementación con Acido Málico y Fibromialgia

Me pareció muy interesante el encontrar ácido tartárico y otros subproductos de la levadura elevados en las muestras de orina de pacientes con Fibromialgia, Fatiga crónica; una enfermedad debilitante asociada con dolores articulares y musculares, depresión, confusión mental y fatiga crónica.  

Un porcentaje alto de pacientes con fibromialgia han respondido favorablemente al tratamiento con ácido málico el cual se encuentra en suplementos alimenticios comoFibrocare y Supermalic. Supongo que los suplementos con ácido málico son capaces de deshacer los efectos tóxicos del ácido tartárico al suplir el ácido málico deficiente. 

Calculo 3  - El ciclo de Krebs demuestra las conversiones de materiales primas en glucosa, el combustible principal para el cerebro.

 

El tratamiento con el medicamento antimicótico Nystatin mata la levadura y los valores  por el ácido tartárico que disminuyen regularmente con el tratamiento. El 50% de los pacientes con fibromialgia sufren constantemente de hipoglicemia aún cuando en su dieta el azúcar ha sido excesivo o adecuado. 

Una de las razones podía deberse a la inhibición del ciclo de Krebs por el ácido tartárico. El ciclo de Krebs es el proveedor mayor de materia prima tal como es el ácido málico que puede ser convertido en azúcar sanguíneo (Figura 3) por medio del proceso llamado gluconeogenesis que quiere decir cuando el cuerpo utiliza su provisión.

.Si no se puede producir suficiente ácido málico, el cuerpo no puede producir el azúcar glucosa el cual es el principal combustible para el cerebro. La persona con hipoglicemia se siente débil y sus pensamientos están ofuscados a causa de que no hay suficiente combustible para el cerebro. Claro que consumir azúcar produce un alivio pasajero, pero esto empeora la proliferación de la levadura en el intestino.  

Arabinosa, Levadura, Autismo, Enfermedad de Alzheimer y Esquizofrenia

La arabinosa es un azúcar de 5 carbonos con un aldehído llamado aldosa, que se encuentra elevado en muchos casos de autismo. 

En algunos niños con autismo, las concentraciones de arabinosa pueden exceder 50 veces el límite superior normal. El escanograma de orina en la gráfica siguiente muestra comparaciones de niveles de arabinosa en niños normales y con autismo. (figura 4). 

Calculo 4  - Niveles de arabinosa en la muestra de la persona normal y en la muestra del individuo afectado con autismo
 
El papel bioquímico que juega la arabinosa es aún desconocido, pero un tipo de alcohol muy parecido el arabitol, se usa para indicar una candidiásis invasiva. Nunca hemos encontrado arabitol elevado en ninguna muestra de orina, ni hemos encontrado arabinosa en los cultivos aislados de cándida albicans en muestras de heces de niños con autismo.

Sospechamos que el arabitol producido por la levadura en el intestino es absorbido dentro de la circulación portal y luego convertido en arabinosa por el hígado.  L hipoglicemia se presenta en errores innatos del metabolismo de la fructuosa, en la que este azúcar inhibe la gluconeogenesis y es posible que niños con autismo sean deficientes en enzimas involucradas en el metabolismo de las pentosas. Elevados enlaces proteicos con arabinosa han sido encontrados en el suero de pacientes con esquizofrenia y niños con alteraciones de conducta y la alteración de la función proteica por la arabinosa es otro mecanismo por el cual la arabinosa puede afectar estos procesos bioquímicos.

Las mujeres con vaginitis, debido a la Cándida, presentaban una elevada arabinosa en la orina; la restricción del azúcar de la dieta resultó en una dramática reducción en la incidencia y la severidad de la vaginitis, de manera que uno de los mecanismos de acción en el tratamiento con el antimicótico en el autismo podría ser el reducir la concentración del carbohidrato anormal producido por las levaduras que no puede ser tolerado por el niño con un metabolismo de pentosa defectuoso. Las pruebas de tolerancia a la arabinosa podrían rápidamente determinar si tal defecto bioquímico estuviera presente en los niños con autismo. 

Arabinosa, Pentosidinas, Modificación de Proteínas & Deficiencia de Vitaminas

El grupo aldehído de la Arabinosa puede reaccionar con el grupo amino extra llamado épsilón del aminoácido lisina que se encuentra en una amplia variedad de proteínas. Esta molécula combinada de arabinosa-lisina luego puede formar enlaces cruzados con el aminoácido arginina en la proteína contigua, formando un compuesto llamado pentosidina. (Gráfica 5). 


Gráfica 5  - proteínas cruzadas



Gráfica 6  - Pentosidina relacionada con la edad
 

La concentración de este elemento en los tejidos es generalmente relacionada con la edad. (Gráfico 6). El grupo amino épsilon de la lisina es un grupo funcional importante de muchas enzimas a las cuales la vitamina B6 piridoxal, la biotina y el ácido lipóico están enlazados covalentemente durante reacciones coenzimáticas, por lo tanto el bloqueo de estos puntos activos por la formación de pentosidina puede causar deficiencias funcionales de las vitaminas aún cuando consumo de nutrientes adecuado. Además, los grupos amino epsilón de la lisina también pueden ser importantes en el punto catalítico de muchas enzimas.

Gráfica 7  - MODIFICACIÓN DE PROTEÍNA POR LA FORMACIÓN DE PENTOSIDINAS 

 

Pentosidinas, Autismo, Alzheimer y Nudos Neurofibrilares en el Cerebro

La modificación de la proteína causada por la formación de pentosidina esta asociada a la formación de enlaces cruzados, (gráfica 7) disminución en la solubilidad de la proteína, y un aumento en la resistencia a la proteasa.   La estructura patológica característica asociada con la enfermedad de Alzheimer contiene modificaciones típicas de la formación de pentosidina.  Específicamente, los anticuerpos contra la pentosidina reaccionan fuertemente ante los nudos neurofibrilares y ante las placas seniles en el tejido cerebral de los pacientes con la enfermedad de Alzheimer . 

En contraste, poca o ninguna reacción se observa en las neuronas aparentemente sanas del mismo cerebro. Por eso, parece que los nudos neurofibrilares en la enfermedad de Alzheimer tienen relación con la modificación de la estructura y función de las proteínas causada por la arabinosa, pues ésta contribuye a la formación de enlaces cruzados de proteínas.

Dado que el proceso de formación de pentosidine es oxidativo, el uso de antioxidantes y terapia antimicótica parece ser una terapia promisoria para la enfermedad de Alzheimer. El Glutatione ha sido reportado como inhibidor de la formación de pentosidinas, así el uso de suplementos como la Biotina, la vitaminaB6 y el ácido lipoico (cuya función puede ser bloqueada por la arabinosa) puede ser también benéfico para compensar las deficiencias funcionales debido a la formación de pentosidina. (gráfica 8) 

No es de sorprender, que nudos neurofibrilares que aparecen en la enfermedad de Alzheimer aparezcan también en cerebros de personas con autismo cuando se realiza la autopsia. Se ha reportado que casos severos de Alzheimer están asociados con infecciones frecuentes del tracto urinario y grandes cantidades de complejos inmunes circulantes. El uso de antibióticos para estas infecciones urinarias, condujeron a la proliferación de la levadura en el tracto gastrointestinal.

Gráfica 8  - El papel de arabinosa en enlazamientos de proteínas y vitaminas 

Resumen

La elevación de metabolitos de levadura como Arabinosa y ácido tartárico son encontrados en estos mismos trastornos y son más comunes todavía en el autismo, SLE, Alzheimer, fibromialgia, déficit de atención con hiperactividad y síndrome de fatiga crónica.  La arabinosa puede interferir con glucogénesis y puede provocar la formación de pentosidinas alterando significativamente la estructura proteica, el transporte, solubilidad y actividad enzimática así como desencadenar reacciones autoinmunes a las proteínas modificadas.


El encontrar pentosidinas en los nudos neurofibrilares en el cerebro de personas con Alzheimer y su ausencia en las áreas sanas de los mismos, puede indicarnos el papel directo de los metabolitos de la levadura en el aceleramiento del proceso normal y envejecimiento. El ácido tartárico proveniente de la proliferación de la levadura tiene un efecto tóxico en los músculos y es inhibidor de enzimas en el ciclo de Krebs, que proveen materia prima para la glucogénesis y que puede explicar varios de los síntomas de fibromialgia.

 

           Lic. Carlos Alberto Cilento Pintos                     Dr. Domingo Benjamín Grimberg

                           Psicologo Clinico                                              Médico Pediatra


AV. HIPOLITO IRIGOYEN 4579 PB “B” LANUS OESTE


TEL. (011) 4241.1103 / (011) 1565236133